Auditoría Energética (AE): "Medir para ahorrar"

El consumo de energía en nuestras casas, empresas, comercios e industrias es, según los principales estudios, mayor del realmente necesario. Mediante la aplicación de las medidas de ahorro recomendadas tras una auditoría energética, seríamos capaces de reducir el consumo en un porcentaje considerable, sin tener que reducir el confort que necesitamos.

La auditoría energética es una herramienta que permite a las empresas, organismos oficiales y a usuarios conocer su situación actual respecto a un uso eficiente de la energía e implantar un plan estructurado de ahorro energético. La auditoría energética es un proceso independiente y documentado, apoyado por evidencias objetivas, que tiene como finalidad:

  • Identificar y caracterizar los factores con mayor incidencia en el consumo de energía.
  • Conocer, de forma fiable, el consumo energético y su coste asociado.
  • Identificar, analizar y evaluar las medidas de ahorro y diversificación energéticas.

La auditoría energética puede realizarse en la totalidad de las instalaciones o parcialmente en áreas identificadas previamente, siempre según las necesidades del cliente, como por ejemplo:

  • Aislamiento térmico de instalaciones.
  • Envolvente del edificio (fachadas, acristalamientos, cubiertas, ect).
  • Sistemas de climatización.
  • Equipos eléctricos.
  • Equipos y sistemas de iluminación.
  • Hábitos de consumo.
  • Gestión de la instalación.
  • Tarificación de comercializadoras energéticas.

Después del trabajo de campo en sus instalaciones, nuestro equipo técnico prepara una serie de medidas encaminadas a corregir el exceso de consumo energético. Cada una de las medidas se clasifica según el ahorro energético, el ahorro económico que supondría, la inversión necesaria para implementarla y su periodo de retorno económico.

Además, eBuilding no acaba su tarea entregando el informe final de auditoría, alcanzamos a desarrollar las medidas de mejora energética o realizamos un seguimiento de su implantación y verificamos el ahorro que previamente hemos estimado.