Termografía para Ciencias Biomédicas y Veterinaria

Ciencias Biomédicas


La termografía infrarroja, es una técnica que permite, a distancia y sin ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión,es decir, una técnica para detectar y registrar las áreas calientes y frías del cuerpo sobre una película o sensor por medio de un detector infrarrojo, ya que la disipación del calor (energía térmica) corporal, en gran parte, se hace por radiación infrarroja dependiente del flujo y volumen sanguíneo circulatorio subcutáneo y de la actividad metabólica muscular.

La termografía es por tanto un medio de diagnóstico, prevención, recuperación y seguimiento de patologías y lesiones cada vez más utilizado por profesionales sanitarios como médicos, fisioterapuetas, readaptadores de lesiones y otros profesionales de ámbitos de la salud y el deporte.

Lesiones musculoesqueléticas, alteraciones tiroideias, fatiga, artritis, síndrome de la banda iliotibial, estados precancerosos, especialmente de próstata y cancer de mama, transtornos de circulación sanguínea, transtornos respiratórios, problemas de espalda y muchos otros.

Esta técnica no nos proporciona un diagnóstico absoluto, sino más bien indicativo y siempre debe complementarse con la história clínica y el análisis detallado de la situación actual del paciente.

En Ebuilding colaboramos estrechamente con centros deportivos, fisioterapeutas y hospitales para ayudar a estos profesionales en el diagnóstico de sus pacientes.

En el año 2011 presentamos un estudio pionero sobre el efecto del espaciador de CorrectToes sobre la circulación sanguínea en el Congreso de la Asociación Europea de Termología (EAT) de la que somos miembros.

Además estamos acreditados por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) para trabajar con esta técnica en deportistas.

Veterinaria


La termografía infrarroja puede detectar enfermedades, muchas veces no detectados por otros métodos, de forma precoz.

Es una técnica no invasiva y libre de riesgos para el veterinario y el animal. No implica contacto físico ni manipulación del animal y no emite ninguna radiación. Es totalmente indoloro.

Es particularmente interesante en caballos para la detección de lesiones en la cruz, regiones lumbares y dorsales y en las patas. También por problemas de herraduras, sillas mal adaptadas y otras aplicaciones.
Igualmente interesante en otros seres vivos y centros de conservación y recuperación de animales.

En Ebuilding trabajamos codo con codo con diversos centros de recuperación y conservación de fauna como GREFA, Faunia, Zoo de Madrid y Cañada Real

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Solicitar información