Termografía para electricidad

Históricamente, las primeras empresas que apostaron por la termografía infrarroja como herramienta de medida, fueron las empresas eléctricas ya que veían una gran ventaja la posibilidad de medir la temperatura a distancia, sin contacto con el objeto.


Esto les permitía trabajar con mayor seguridad (menor posibilidad de contactos eléctricos para los trabajadores). También es cierto que en aquellos tiempos las cámaras termográficas no eran tan asequibles y sólo grandes empresas o empresas estatales podían acceder a ellas.

Hoy en día sigue siendo uno de los mayores usos de la termografía, basta decir que el 80% de los conatos de incendio son debidos a fallos en sus instalaciones eléctricas.

Un buen programa de mantenimiento predictivo mediante termografía
le permitirá obtener información sobre:

  • Puntos calientes en cuadros eléctricos y líneas
  • Conexiones defectuosas
  • Desequilibrios de fases
  • Sobrecalentamiento de conductores
  • Detección de fallos en equipos críticos

Ebuilding es el socio perfecto para empresas mantenedoras, ingenierías y aseguradoras que realizan mantenimiento predictivo.

Es de gran utilidad tanto en obra nueva como en rehabilitación. En obra nueva nos ayuda a garantizar la calidad de la obra ejecutada y detectar los posibles problemas antes de que el usuario sea quien los detecte, mientras que en rehabilitación nos ayudará a conocer el estado del edificio y su principales puntos débiles para poder planificar adecuadamente la obra de rehabilitación y comprobar finalmente que se han llegado a los objetivos proyectados.