Termografía para instalaciones HVAC

Estanqueidad conductos 1

Toda instalación mecánica está diseñada bajo unas condiciones de proyecto, posteriormente se ejecutan en base a ese proyecto, con algunos cambios que suelen darse en las obras por diferentes motivos, y finalmente, tras la puesta en marcha, quedan funcionando y con su mantenimiento correspondiente.


La termografía infrarroja es especialmente útil durante la puesta en marcha, para detectar cualquier problema de funcionamiento y ayudar a afinar el correcto funcionamiento de la instalación. También en el mantenimiento conviene realizar inspecciones termográficas, con los cambios de invierno a verano o en otros momentos críticos de la instalación.


Mediante termografía infrarroja podemos detectar, entre otras cosas:


  • Diferenciales de temperatura. Mediciones de temperatura de impulsión y retorno, aspiración y descarga, etc.
  • Cumplimiento de las temperaturas de consigna
  • Obstrucciones en redes de tuberías
  • Fugas de agua y aire
  • Fugas de gases refrigerantes y otros fluidos caloportadores
  • Puntos calientes en las conexiones eléctricas de los equipos