Test Blowerdoor Residencial

RESIDENCIAL

La entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación y la de su Documento Básico DB-HE de “Ahorro de Energía” obligará a que todos los edificios de nueva construcción sean de consumo nulo y contará con nuevas indicaciones en cuanto a la permeabilidad al aire de los edificios.

Esto obliga al sector de la construcción a conocer la estanqueidad de sus viviendas y a mejorarla para no incurrir en valores no aceptables.

Sección HE 0, Apéndice A Terminología:

«Edificio de consumo de energía casi nulo: Edificio que cumple con las exigencias reglamentarias establecidas para edificios de nueva construcción en las diferentes secciones de este Documento Básico.»

El test de estanqueidad debe ser un ensayo preventivo, realizado en fase de obra, para controlar la calidad de la construcción y garantizar al cliente final un edificio con una buena estanqueidad. De otro modo, será el cliente final el que solicite el ensayo cuando empieza a percibir que su vivienda gasta más energía de la debida y carece del confort deseado.

Esto por desgracia es, a día de hoy, muy habitual y son pocas las empresas de construcción o promotoras que realizan el test de blower door, bien por desconocimiento o bien porque no les interesa pues los defectos no se ven a simple vista). Sin embargo, el usuario final, cada vez más y mejor informado y concienciado en cuanto al ahorro energético y al confort de su vivienda (la inversión de una vida), acaba por solicitar el test blower door y cuando conoce el resultado final, acaba interponiendo una demanda contra la empresa constructora.

Siempre recomendamos realizar el test en fase de obra, cuando las soluciones se pueden aplicar. El otro camino será siempre más largo y costoso ya que reparar las entradas de aire no deseadas, con el usuario ya ocupando la vivienda, será más gravoso que actuar en la obra en construcción

Como podemos ver en la imagen superior, durante el test blower door detectamos las entradas de aire no deseadas de la vivienda, fundamentalmente en la ventana, tanto por la propia carpintería como en la unión de ésta al hueco. También en enchufes e interruptores y por los rodapiés.

Estas entradas de aire son selladas a tiempo, antes de la entrega de la vivienda al cliente final, siempre y cuando se hayan localizado realizando el test de estanqueidad.

En una vivienda en la que se haya trabajado bien la estanqueidad, podemos encontrar resultados de 1 o 2 renovaciones / hora en el Blower Door. Por el contrario, el resultado del test en una vivienda convencional puede oscilar entre un 6 ó 7 renovaciones / hora o incluso superior.

Esta diferencia se traduce en:

  • Importante sobrecoste energético para el usuario
  • Graves y molestas corrientes de aire en el interior de la vivienda que rebajan el confort del usuario
  • Entrada de suciedad en la vivienda, además de olores y agentes contaminantes que afectan a la salud.
  • Problemas de ruido ya que por donde entra el aire, entrará el ruido.
  • Problemas de humedad para los cerramientos y para las personas

Si usted va a adquirir una vivienda, pregunte si realizan el test de estanqueidad. Si la respuesta es no, contacte con nosotros.


Las ventajas de realizar un test son numerosas:

Sabrá por dónde se le escapa el calor de su vivienda

Solucionaremos estas entradas de aire no deseadas y por tanto comenzará usted a ahorrar dinero

Eliminaremos o reduciremos las molestas corrientes que causan las entradas de aire

Reduciremos también la entrada de aire contaminado, ruido y suciedad.

En definitiva, mejorará notablemente el confort. ¡Descansará mejor!

Si la vivienda es de reciente construcción, podrá reclamar los daños

Su vivienda se revalorizará.